La tierra se nos escapa

y se nos va de las manos,

por depredación de fondo

que hace el ser humano.

La tierra que Dios nos dío

para cuidar y proteger,

el hombre la deja ir

como sino fuera de él.

Es depredador el hombre.

A acabado con sus bosques,

con su siembra y con sus rios.

Es depredador el hombre.

La tierra se va secando

y su clima se ha espandido.

Es depredador el hombre.

Quedándonos sólo en ella

sin la cuencas de los rios,

se contamina el ambiente,

y el aire que respiramos

acaba con los humanos,

animales, cauces, mares

y hasta el mismo clima

en que vivimos;

Por depredador el hombre

ha ido cambiando el mundo,

Y.... Por errante, se contamina

el ambiente, en que vivimos.

Los alimentos que ingerimos

enferman al ser humano,

porque ya no producimos

aquello que era tan sano,

en la tierra en que habitamos.

Es la tierra prometida

destrozada por el cedro,

la ambición del ser humano.

Y, la tierra se desangra

al ver que somos tan malo,

que la tierra prometida

se nos escapa de las manos.

Vizualizări: 14

Adaugă un comentariu

Pentru a putea adăuga comentarii trebuie să fii membru în reţeaua literară !

Alătură-te reţelei reţeaua literară

Insignă

Se încarcă...

Fişiere video

  • Adăugare fişiere video
  • Vizualizează Tot

Statistici

Top Poetry Sites

© 2021   Created by Gelu Vlaşin.   Oferit de

Embleme  |  Raportare eroare  |  Termeni de utilizare a serviciilor