El agobiado  quejido parece

Un ritmo celestial, que brotan

De los picos de las aves adoloridas.

Como una tórtola herida

Al sufrir de sus lamentos.

 

¡Oír cuantas ternuras hay

En las notas que parecen lamentos

De cisne que agonizan!

Lamentos que gimen, lamentos que lloran

Y sufren su pronta muerte.

 

¡Oír la sinfonía de las aves cuando vuelan!

¡Oír el ritmo de su canto lastimero

De las aves cuando se alejan!

¡Escuchar tórtolas herida cuando

Se alejan!

 

¡Es hora de poner en marcha

Los versos y las palabras, que sin acción

Son palabras muertas!

Es cosa del tiempo el cual

Nos dice avanza y construyamos la mañana.

 

¡No pregunte cuántas veces

Por segundo mueve el colibrí las alas,

Por los hombres que cayeron

Son las veces que el colibrí mueves las alas

Por los siglos de la lucha del hombre por su  ¡Libertad!

 

Vizualizări: 7

Adaugă un comentariu

Pentru a putea adăuga comentarii trebuie să fii membru în reţeaua literară !

Alătură-te reţelei reţeaua literară

Insignă

Se încarcă...

Fişiere video

  • Adăugare fişiere video
  • Vizualizează Tot

Statistici

Top Poetry Sites

© 2021   Created by Gelu Vlaşin.   Oferit de

Embleme  |  Raportare eroare  |  Termeni de utilizare a serviciilor