Poema 2

 

Arder en la llama de tu aliento frágil, como el pensamiento

Que florece en la noche oscura…es mi deseo. Es mi eterno deseo,

Desde antes de conocer tú pálida figura, y es mi deseo por que

Deseo serte necesario como el aire, como el oxigeno…

Es mi deseo… como  a veces quiero, intento imaginarte y no te veo…

Convertirme en la mirada de esos ojos tuyos tan distantes,

Para que así, jamás  sea posible extrañarte!

Es mi deseo… convertirme en la luz del sol, que llueve sobre tu cabello

Negro como la tierra húmeda en el otoño viejo. Es ese mi deseo!

Para brillar acariciándote la espalda con el pelo, y dibujar

Las curvas de tu cuerpo, con sombras, donde yo no llego…

Es mi eterno deseo, así como deseo ser la sangre que recorre tu cuerpo por dentro,

Y que por fuera, sonroja tus mejillas, tal como los cerezos hacen con la primavera…

Es ese mi deseo, porque mi vida…quiero pertenecerte como ni a mí mismo!

Ser parte de tu cuerpo,  tus sueños, tu más grande abismo

Y quiero, más que nada, más que todo… ser el beso del viento

Que en tus labios se posa y en todo tu cuerpo.

Y quiero hermosa, y sueño, y creo, suspiro, espero, y si, fantaseo…

Cuando termine de arder y brillar en tu pelo, correr por tu cuerpo por fuera y por dentro,

Brotar de tus ojos, y ser como el viento gastado feliz en tu último aliento…

Deseo, tu, diosa de todo ateo… verterme en ti y volverme deseo.

Vizualizări: 27

Adaugă un comentariu

Pentru a putea adăuga comentarii trebuie să fii membru în reţeaua literară / la red literaria !

Alătură-te reţelei reţeaua literară / la red literaria

Insignă

Se încarcă...

Statistici

Top Poetry Sites

© 2020   Created by Gelu Vlaşin.   Oferit de

Embleme  |  Raportare eroare  |  Termeni de utilizare a serviciilor